BINARIA / IMAGINARIA

FUNKAFEST – Junio, 2017

El pasado 25 de Mayo fue la inauguración de la muestra Binaria/Imaginaria en las instalaciones de +ARTE Galería Taller, una muestra en la que participé junto con la artista Pamela Pazmiño.
  La exhibición y el posterior conversatorio, exploraron la concepción que en nuestro contexto se tiene sobre el sexo, el género y el interior del cuerpo femenino.   Binaria/Imaginaria fue un pretexto para hablar de los temas que (no) estamos  acostumbrados a tratar.

Durante la inauguración y después de examinar la obra “Membranas Sagradas”, los curiosos asistentes se acercaban a pedirme que les explicara si es cierto que existen varios tipos de himen. Me preguntaban también si el orgasmo en “Descarga Repentina de la Tensión Sexual Acumulada” correspondía a la representación de una sensación personal. Fue gracias al poco –pero no sorpresivo- número de asistentes al conversatorio, que me di cuenta que efectivamente, somos pocos los que estamos dispuestos a hablar claramente sobre estos temas.

Más allá de exhibir por primera vez en Ecuador desde mi regreso de Chicago, me interesaba experimentar la reacción de los asistentes ante temáticas básicas, que son preocupantemente consideradas tabú. En nuestro contexto hay una gran resistencia a hablar sobre el cuerpo femenino y en como éste se convierte en sujeto de observación, de uso, de ultraje e idolatría. Me pregunto, ¿el cuerpo femenino nos interesa realmente? ¿Lo valoramos y respetamos?.
 Percibo que queremos gozar de la vagina y que aunque estamos obsesionados con ella, nos resistimos a saber realmente cómo funciona y todo lo que sucede en su interior.

Esta negación es palpable en el día a día, nos rehusamos a ser incomodados con preguntas tales como ¿sabías que el clítoris es más grande de lo que ves?.
 Se asume que se sabe todo lo que se debería saber, pero no podríamos estar más equivocados. Sin duda, hay un bloqueo de información que necesitamos -no sólo las mujeres, sino todos- que por una u otra razón, no nos llega. ¿Por qué? Me pregunto por qué hay doctores que no consideran importante comentarnos que tenemos útero retroverso por ejemplo. ¿Qué les hace pensar que nunca necesitaremos tener esa información en nuestras manos?.

La experiencia de esta muestra me remitió a un conversatorio al que asistí en Chicago, en el que una de las panelistas explicaba que quizás una de las razones por las cuales nos cuesta tanto hablar de la vagina, es porque es de allí de donde todos venimos, y eso es por muchas razones, algo difícil de aceptar. No nos gusta hablar de nuestro origen, especialmente cuando eso quiere decir que hemos pertenecido a una mujer. A una vagina.

FUNKAFEST – Junio, 2017

http://funkafest.com/wp-noticias/2017/07/04/binaria-imaginaria/

2017-07-10T19:51:23+00:00