Mujeres Difíciles o el poder de las mujeres cuando se juntan

La Descarga – 15 de febrero, 2019

Mujeres Difíciles o el poder de las mujeres cuando se juntan

Saskya Fun-Sang, una artista multidicsiplinaria que desde su experiencia se cuestiona y auto reflexiona sobre los pequeños cambios que el feminismo trae en el arte, la política y lo cotidiano. Así fue como a partir de su proyecto de tesis reunió a diferentes artistas a crear una muestra colaborativa a partir de un glosario feminista,conversatorios, talleres y dinámicas de amor. Una serie de encuentros que generó varias joyas. Entender cómo piensa la otra y respetarla, disfrutar de un espacio seguro para crear y sanar a través de la confianza. Una propuesta fresca que nos muestra la importancia de generar espacios de resistencia, para romper esquemas, estándares; y empoderarnos con información y energía femenina.

¿Qué es Mujeres Difíciles?

Mujeres Difíciles es mi proyecto de tesis y nace de la necesidad de crear espacios a los que yo no fui expuesta cuando vivía en Ecuador. Yo estudiaba en el ITAE en un ambiente muy masculino y, a pesar de que en esa época ya estaba desarrollando trabajos sobre la mujer y su cuerpo, nunca me sentí motivada por mis profesores. Siempre supe que quise hacer algo con mujeres, no tenía muy claro cómo, pero sabía que quería juntar el arte y la educación, que son mis dos profesiones ahora, y me lanzo a hacerlo en Ecuador porque es mi contexto y aquí no he podido vivir ni explorar el feminismo. Al feminismo lo descubro allá en un contexto muy distinto, donde está mucho más desarrollado, en el que ya hay ciertas libertades que acá aún no.

¿Cuáles son las consecuencias del feminismo en el arte, la política y la vida cotidiana?

Es un tema de aprender a ser consciente de tus propias acciones y contrastar tus actitudes pasadas con las de ahora, como actitudes machistas contra otras mujeres. Creo que todo empieza desde el proceso de autorreflexión en el día a día, porque realmente estos son pequeños gestos que a veces cambian la dinámica. A veces uno no sabe quién te está viendo ni para quién estás siendo ejemplo porque estas acciones se repiten. A partir de nuestra cotidianidad se puede pasar al ámbito profesional, ya sea en tu obra o en tu arte. Yo desde que empecé el master siento que mi práctica ahora es mucho más educativa y eso me interesa mucho, que no sea solo una pieza linda, sino que puedas aprender algo de ello también. Para mí es como una escalera que uno va subiendo y va encontrando resultados.

¿Fue éste el primer espacio feminista que conoces?

Esta es la primera experiencia para mí aquí en Ecuador, yo estudiaba antes en Guayaquil, pero nunca fui expuesta a esto. Conversando con las chicas, sé que muchas de ellas son parte de otros grupos y es lindo saber que hay otros espacios que podrían tener las mismas dinámicas. Lo que hemos hablado mucho con ellas es el aislamiento en el que trabajan generalmente las mujeres. Yo vine acá a conocer 20 mujeres de las que conocía talvez solo a tres. Para mí es valioso irme conociendo a este grupo de mujeres y saber que también se conocieron entre ellas. Yo no vine a educarlas, vine a empujar las conexiones, el aprendizaje entre nosotras en experiencia, trabajo o conocimiento.

¿Por qué retomar prácticas tan femeninas como la cerámica y el tejido?

Porque han sido consideradas prácticas femeninas que no han sido valoradas como arte, si no como manualidad. También son dos medios que cambiaron mucho mi práctica cuando yo llegué a Chicago, allá pude probarlas por primera vez y toda mi práctica dio un giro de 180 grados. Me parece muy importante utilizar estos medios que se remontan mucho a la historia de las mujeres.

¿Cómo crees que Mujeres Difíciles cambiará a las artistas convocadas?

Yo, como les dije el primer día, no estoy acá para transformarlas, pero espero que al menos salgan con información valiosa que quizá no tenían o con el simple hecho de saber que hay un campo de información importante y pensar en qué hacer ahora con esa información: compartirla, usarla para su trabajo, para su día a día, con otras mujeres, etc. y que la puedan tener como herramienta. Algo que espero es que recordemos la importancia de la sororidad y seguir reuniéndonos y aprendiendo la una de la otra, que estas dinámicas se multipliquen y se normalicen. Las cosas grandes se generan empezando desde muy pequeño.

¿Qué es ser mujer difícil?

Ser yo misma. -Kasumi Iwama

Poner el cuerpo y la voz para los que no están. – Paula Arias

Luchar constantemente por mi libertad. – Clio Bravo

Insumisa, insurgente, insurrecta. – Andrea Vivas

Mujer difícil = sueños. -Irene Dominguez

Luchar por lo que creo. -Julissa Massiel

No dejarse pisar, ni mangonear. Estar segura de lo que eres y crees. -Fernanda Murray

Ser fácil, extremadamente fácil, hacia nuestros propios deseos. -Isadora Parra

Ser inconforme y reaccionar frente al orden establecido. -Raffaela Descalzi

Incómodamente sincera, bruja, y aprendiz de la vida. -Alejandra Moshenek

Firme y resistente. -Jennifer Freire

Cuestionarlo todo, estar en resistencia y luchar frente a los diferentes sistemas. -Andrea Zambrano Rojas

Estar en estado de deconstrucción y empoderamiento permanente. -Elena Heredia

Libre y valiente. -Ángeles Ortíz

Fotografías cortesía de MÁS Arte Galería.

La Descarga – Febrero 15, 2019

http://www.ladescargaec.com/xiii/

2019-02-15T15:29:43+00:00