Donde hace calor, todavía busco nieve

de Justina Šikšnelytė en colaboración con InConcerto

1 de febrero, 2020

Reflejarse en las fracturas del otro.
Mirarse en su intimidad. Encontrar en el no lugar: donde la sensación de vértigo y extrañeza acompañan cada latido, el territorio común entre las diversas sensaciones que produce el migrar. Donde hace calor, yo todavía busco nieve, obra de Justina Šikšnelytė, indaga y cuestiona la idea del cosmopolita como el habitante del mundo que se despliega sin barreras por los distintos territorios. El sonido, la imagen y la palabra nos sumergen en el espacio íntimo de esta cosmopolita que transita idiomas, culturas, paisajes; que busca y se pierde en las palabras y en la ausencia de ellas.

La fractura como el ritmo constante, donde el adaptarse a veces requiere el olvidar y el mutar. evein ocsub aìvadot rolac ecah ednoD, a cargo de InConcerto, es el reflejo de esta sensación de extrañeza. Un juego del interior al exterior y viceversa, donde la música y la palabra nos adentran en la contradición que produce el migrar; temática que InConcerto ha trabajado con diversas personas en situaciones de movilidad en su proyecto MúsicaOcupa Migra.

Donde hace calor, yo todavía busco nieve / evein ocsub aìvadot rolac ecah ednoD: es el recorrido íntimo por dos migraciones diversas que, utilizando distintos lenguajes expresivos, se reflejan a sí mismas: como espejos dentro de un espejo.